Excite

Cómo limpiar un sofá blanco y quitar manchas resistentes

El blanco es un color básico que aporta mucha luminosidad a la decoración y que combina con todo, sin embrago, tiene un grave problema, se mancha y ensucia fácilmente, sobre todo si es en telas, alfombras o muebles tapizados, siendo este último el caso más complicado ya que limpiar un sofá blanco de piel, tapizado o polipiel es difícil en las partes que no se pueden extraer para meter a la lavadora, pero a continuación te vamos a dar unas serie de trucos muy útiles para dejar tu sofá como nuevo.

    Twitter

Quitar manchas en un sofá de piel o polipiel

Lo bueno que tienen los sofás de piel y de polipiel es que con una serie de productos podemos limpiar la superficie y librarnos de las manchas más fácil que en otros tejidos. Lo primero que hay que hacer es limpiar la superficie con un paño limpio y húmedo con agua, lo mejor es que el tejido sea de microfibra, para no dañar ni rayar la piel del sofá o un cepillo de cerdas muy suave.

Los productos químicos con oxígeno activo también son muy eficaces para eliminar manchas en los sofás. Puedes comprarlos en el supermercado y lo único que tienes que hacer es aplicarlo directamente en la mancha y dejarlo actuar, después lo retiras con un trapo de microfibra y listo.

Ideas para ahorrar espacio en casa muy útiles y originales en fotos

Además de los productos específicos, en casa hay cosas que nos pueden servir como remedio casero para limpiar una mancha en cualquier sofá de polipiel o de piel, además en los de tapicería blanca son muy efectivos y es usar como limpiador leche tibia.

Cómo limpiar un sofá blanco de tela

Para quitar las manchas que no salen de la tapicería vas a tener que hacer un proceso de limpieza en seco. Esta técnica se emplea para no dañar los tejidos con los que se tapizan los sofás y para que las fibras mantengan su color original.

En el mercado hay varios sistemas para limpiar en seco, desde las toallitas especiales que tienen un producto químico añadido, hasta los líquidos para añadir a las vaporetas. En este último caso debes comprobar si la tapicería soporta la limpieza al vapor.

Por último, la opción más usada y recomendada por los fabricantes es emplear un líquido específico para limpiar en seco un sofá, aplicarlo con tela vieja y emplear una esponja para absorber la humedad.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016