Cómo limpiar el oro: trucos caseros

El oro es un metal muy preciado por su belleza; pero con el paso del tiempo, el desuso o el descuido va perdiendo su brillo natural. Por ello, te damos unos sencillos consejos para saber cómo limpiar el oro y que este siempre permanezca reluciente sin tener que recurrir a costosos limpiadores.

Limpieza y conservación

Algunos remedios caseros para mantener en buen estado los objetos de oro son:

  • Agua jabonosa con bicarbonato: Primeramente, limpiamos el oro con esta mezcla y a continuación, aclaramos simplemente con agua.
  • Agua con jabón de sosa: También podemos meter este metal de transición en un poco de agua hirviendo con jabón de sosa y cuando veamos que está limpio, lo sacamos.
  • Amoniaco: Se ponen los objetos de oro en un litro de agua caliente con un par de gotas de amoniaco y se deja actuar. Después, lo escurres, lo secas y se lustran para obtener el brillo que lo caracteriza.
  • Detergente: Mezcla homogéneamente unas gotas de lavavajillas con agua y durante 15 minutos cubre la pieza de oro. En el caso de que tenga incrustaciones, dejar menos tiempo. Por último, limpia con un cepillo suave, mete bajo el agua y seca el objeto con un paño.
  • Pasta dental: Este producto sirve tanto para la limpieza de la plata como del oro. Tan solo debes frotar tus objetos con pasta de dientes usando un cepillo de celdas suaves y enjuagarlo con agua tibia. No olvides pasarle un paño suave.
  • Zumo de cebolla: Baña tus joyas en este jugo y déjalo actuar unas dos horas. A continuación, lávalo con agua y jabón y sácale brillo con un paño suave. Por último, mójalo en agua tibia sin cloro.

Cómo limpiar la plata: trucos y consejos

Consejos y procedimientos: Cómo limpiar el oro blanco

Para evitar que el oro blanco pierda el brillo es muy importante no mezclar la plata con el oro blanco y limpiarlas antes y después de cada uso. También es primordial no impregnarlas de perfumes ni otros productos que puedan ser corrosivos.

Los diferentes procedimientos para limpiar el oro blanco son:

  • Clara de huevo batida: Aplicarla sobre el objeto y una vez seca, frotar.
  • Coca Cola y bicarbonato: Mezcla la coca cola con media cucharadita de bicarbonato y deja la joya u objeto varias horas dentro de esta composición. No olvides secarla uniformemente.
  • Limón: Limpiar con un limón y pasarle un paño.
  • Vinagre: Introduce el oro en este producto y frótalo con un trapo suave.

Prevención

El mantenimiento y conservación del oro es una tarea fácil. Si queremos prevenir que este metal pierda su brillo por causa de la humedad es recomendable poner una bola de alcanfor en el joyero. Otra opción es limpiar antes y después de cada uso. Aunque si se olvidan las recomendaciones anteriores, aplica los procedimientos expuestos para saber cómo limpiar el oro.

Jorge Luis Imitola Zambrano

buenos concejos....nececitava saberlo...

2013-03-04 17:01:24
Inès Erbes

Buenisimo!!!! me encanto....

2013-03-09 13:14:53
Nelson Restrepo Lopez

realmente el google sirve para todo , con muy buena inoformacion actual

2013-03-25 15:16:52
Mariana Ríos

el vinagre y la pasta dental exelentes

2013-07-14 13:47:35
Jair Gutierrez

es mui util

2013-09-11 20:00:50

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014