Excite

¿Cómo hacer un globo aerostático casero?

Ya sea porque lo piden en el colegio o bien porque quieres enseñar a tus hijos algo de ciencia, este curso de cómo hacer un globo aerostático casero te será de gran utilidad. El objetivo es enseñar a los niños es acercalos a la ciencia de una manera divertida y mostrarles algunos conceptos básicos de la física.

Listos para el experimento casero

Antes de saber cómo hacer un globo aerostático casero necesitaremos la lista de materiales. No son pocos y algunos son peligrosos, por lo que es recomendable que los compre un adulto y que todo el experimento se haga en presencia de uno.

Se necesita:

  • Una bolsa de plástico como las de la basura. Será el globo
  • Dos alambres del mismo tamaño. Darán soporte a la bolsa, por lo que deberán tener el mismo diametro
  • Dos trozo de poliespan, preferiblemente de 1 centímetro de grosos
  • Papel higiénico
  • Alcohol medicinal o aguarrás
  • Pegamento o papel celo
  • Herramientas de cortar (tijeras o cúter)
  • Alicates
  • Mechero

Un globo que vuela de verdad

El primer paso para hacer nuestro globo aeroestático es cortar el poliespan (con el mismo diámetro de la bolsa) y el alambre de cobre (15 centímetros).

Con los trozos de poliespan hacemos una cruz. Ésta va a servir como base de la estructura. El alambre lo enrrollamos en la intersección entre los poliespanes para que le de fijación. Es importante que sobre un poco de alambre, ya veremos por qué.

Colocamos la cruz en la apertura de la bolsa, de manera que pueda entrar gases por las cuatro aperturas. Para fijarla a la bolsa, le ponemos la cola o el papel celofán.

Con el alambre que sobraba, lo ligamos al papel higiénico. El papel, preferentemente hecho bola, lo empapamos con el alcohol o aguarrás.

El globo ya está. Para que funcione, tenemos que sujetarlo del extremo de la bolsa y prender el papel higiénico. El fuego hará que se llene la bolsa y poco a poco empezará a volar.

Un gran experimento científico y barato

Al aprender cómo hacer un globo aerostático casero lo que realmente están conociendo los niños es que un material menos pesado que el aire, como el humo surgido por el fuego, permite hacer volar.

Te recomendamos que lo pruebes cuando haya ligeras corriente de aire, no sólo irá hacia arriba, ¡sino que podría viajar más allá de lo que imaginamos!

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016