Excite

¿Cómo hacer decoración de San Valentin para niños?

En algunas partes del mundo es costumbre que los niños lleven a una tarjeta de San Valentín para cada uno de sus compañeros de clase, como modo de celebrar el día de los enamorados extendiéndolo también a la amistad. Aunque en España la costumbre no ha arraigado, cualquier excusa es buena para ponerse manos a la obra en compañía de los más pequeños.

Corazones por todas partes

Casi cualquier tarjeta, regalo o decoración de San Valentín llevará al menos un corazón, eso está claro. Pero cómo está conformado ese corazoncito puede llevar a muchas variaciones en formas, texturas y colores. Para los más pequeños, que todavía no son diestros con las tijeras y el pegamento, una buena idea es recurrir a la pintura, es especial a la que puede usarse con las manos. Por ejemplo, la huella de las manos unidas por los dedos y formando un ligero ángulo se parece a un corazón. También pueden dibujar un corazón y adornarlo como más les guste, creando un regalo perfecto para los papás.

Para niños algo más crecidos, San Valentín ofrece muchas más posibilidades. Manualidades con barro, plastilina, papel o fieltro no son muy difíciles y los resultados son espectaculares. Por ejemplo, se pueden modelar corazones en barro o plastilina y adjuntarles un imán para poder colgarlos en la nevera. Pero no hay porqué limitarse a los corazones. Cualquier animalito como una mariposa, una mariquita o un gatito puede decorarse con ellos y crear un buen ambiente para el día de los enamorados.

Tampoco hay necesidad de limitarse a las tarjetas o imanes de nevera. En las tiendas de manualidades se venden cajas para decorar, así como cuentas de colores, papeles variados y goma eva, con la que resulta fácil trabajar. Una caja decorada puede contener unos bombones o galletas y se convierte en un regalo ideal. Con fieltro se pueden crear bolsitas y con la goma eva, bonitas pulseras que guardar en la bolsa.

FOTOS: Manualidades para regalar en San Valentín

Y, por supuesto, no hay que olvidar la cocina el día de San Valentín. Todos los niños estarán encantados de colaborar en la confección de unas galletas en forma de corazón, que pueden decorarse después con azúcar glas y pastillas de chocolate. Así, la celebración se prolonga en la preparación y después al comerse las galletas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017