Excite

¿Cómo evitar quedarse encerrado en un ascensor?

Ha sucedido en China y se trata de un suceso espeluznante. Una mujer quedó atrapada en un ascensor. Los operarios de mantenimiento acudieron, llamaron a la puerta del ascensor y, al no recibir respuesta, procedieron a cortar el suministro eléctrico del aparato y no volvieron para repararlo hasta un mes después, encontrándose a la infortunada fallecida en el interior. Los operarios han sido detenidos, ya que la normativa obliga a abrir las puertas del ascensor, no solo a llamar como ellos hicieron. En todo caso, poco consuelo es la detención para los familiares de la difunta.

Los ascensores modernos están equipados con todo tipo de sistemas de seguridad. Por ejemplo, en el improbable caso de que se rompieran los cables, cuentan con un sistema de frenos que hace que la cabina descienda lentamente en lugar de caer a plomo. La comunicación con el exterior se realiza por vía telefónica, así que tampoco le afecta el caso de un corte de luz.

La única manera de no quedarse atrapado en un ascensor es no subirse nunca a uno, pero no parece una opción realista, por muy buen ejercicio que sea el subir escaleras. Cuando el ascensor se estropea, suele ser por motivos externos, pero en ocasiones es culpa del usuario: entrar más personas de las que admite la cabina o pulsar todos los botones a la vez pueden ser causa de avería.

Pero la posibilidad de quedarse encerrado en un ascensor es real, aunque cada vez más infrecuente. Lo primero es mantener la calma. Aunque algunas personas tienen miedo a quedarse sin aire en un espacio tan reducido, lo cierto es que tienen rendijas de aireación, por lo que el caso queda descartado. El siguiente paso es dar a conocer la situación a los servicios de emergencias. El propio ascensor tendrá un intercomunicador de emergencias que nos pondrá en contacto con un operador.

FOTOS: Los 11 lugares más aterradores del mundo

Si por cualquier motivo el intercomunicador no funciona, el móvil que hoy en día todos llevamos encima será también de gran ayuda. En el ascensor estará a la vista un teléfono de emergencias, que es el que debemos marcar en primer lugar. Si no hay esa opción, se puede llamar al número nacional de emergencias, el 112. También se puede intentar llamar la atención de los vecinos pulsando el botón de alarma o gritando.

Lo que nunca hay que hacer es intentar salir por nuestros propios medios. No hay que intentar forzar las puertas, pues podrían quedar dañadas todavía más. En caso de quedarse atrapado entre dos pisos, aunque se pudieran abrir las puertas, intentar salir es demasiado peligroso, mejor esperar a los operarios cualificados. Y lo de salir por la trampilla del techo mejor dejarlo para las películas. Y, ante todo, mucha calma.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017