Excite

Cómo aprovechar los tetra bricks usados para congelar comida

  • vía Ecoinventos

Los recipientes tetra brick fueron una pequeña revolución en el envasado, hace ya varias décadas, en especial para bebidas lácteas pero también para todo tipo de líquidos, incluido el vino. Resistentes, opacos, aislantes, tienen todas las características necesarias para conservar los alimentos en perfecto estado.

El problema con estos envases es el mismo que con cualquier otro: el reciclado. Hoy en día es sencillo, ya que en todas partes se dispone de contenedores diferenciados para cartón, vidrio, envases y otros. Sin embargo, antes de tirarlos, los tetra brick pueden tener una segunda vida como recipientes para congelar comida.

Como explican en Ecoinventos, el método es sencillo y requiere pocos materiales. Primero, un tetra brick vacío. Hay que cortarlo en dos, de manera que quede una parte superior de unos 5 centímetros de altura. Entonces se pueden limpiar ambas partes con comodidad, aunque tienen que estar bien secas antes de continuar.

FOTOS: Los 8 sabores de Kit Kat más raros en Japón

La parte inferior servirá como recipiente. Hay que calcular hasta qué altura lo vamos a llenar y cortar por las aristas, desde arriba, hasta un poco antes de llegar a a ese nivel, para evitar que la comida pueda rebosar por los cortes. A continuación, se llena el recipiente y se doblan las cuatro solapas superiores, en cualquier orden, cerrándolo como en una caja de cartón.

La parte superior que habíamos cortado sirve ahora como tapa para colocar sobre las solapas dobladas, impidiendo así que se muevan. Si hiciera falta, se puede terminar de sellar el recipiente con cinta adhesiva. Es recomendable etiquetar este recipiente, escribiendo qué alimentos contienen y en qué fecha lo hemos congelado, y ya se puede meter en el congelador. Una última advertencia: nunca hay que intentar descongelarlos en el microondas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017