Excite

Claves para elegir una buena silla ergonómica

Posiblemente quedan muy pocas personas que pongan en duda la importancia de una silla ergonómica para la salud preventiva especialmente del cuello y la espalda, pero si no conocemos este tema en profundidad es posible que a la hora de elegir no sepamos por dónde empezar. Por ello, es imprescindible manejar ciertos conceptos básicos, así que no dejes de tomar nota.

Ante todo, no te dejes impresionar por un acolchado que tiene la apariencia de confortable, ya que con el paso del tiempo irá tomando forma, algo muy poco beneficioso para la espalda y la columna vertebral. También son importantes los apoyabrazos, y si la silla es demasiado alta es necesario incorporar un apoyapies, ya que no hay que descuidar la circulación sanguínea en las piernas y también nos ayudará a mantener una postura correcta.

De hecho, las piernas tienen que formar un ángulo de 90º con respecto al suelo, y el respaldo debe respetar la curvatura natural de nuestra espalda. La mejor manera de adquirir la silla correcta es probándola, de modo que una vez que estemos correctamente sentados nos aseguraremos de que entre el borde de la silla y nuestras rodillas hay espacio para que quepa un puño cerrado, y que además ésta se desliza sin esfuerzo.

Para que sea adaptable a las distintas personas que puedan sentarse en ella, es imprescindible que la silla ergonómica que escojamos sea regulable, y lo suficientemente ancha como para que cualquiera pueda trabajar cómodamente en ella. Por último, también es conveniente que sea transpirable.

Elegir una silla de oficina

Imagen: igb en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016