Excite

Casa en la playa: adórnala para ti

Una casa en la playa es el sueño de muchos. El problema llega cuando la tenemos y queremos adornarla como si fuera una continuación de nuestra vivienda en la ciudad. O bien cuando nos esclaviza por haberla recargado demasiado y tener que limpiarla más de lo debido. Anota estos consejos para evitar que tu sueño se convierta en pesadilla.

Apta para el relax

La casa en la playa tiene una misión: hacernos olvidar el estrés urbano. Es un hogar diferente que debe ser pragmático ya que no estaremos mucho tiempo. Menos de veinte fines de semana al año y solamente un mes si optamos por ella toda las vacaciones.

Evitar el calor

La humedad de las playas y el fuerte sol se combaten de diferente manera. Las casas blancas son la mejor opción para evitar el aumento de temperatura. Debemos recoger la tradición mediterránea de años de sabiduría.

Otro punto importante son las cortinas. Estas tienen que dejar pasar la luz pero evitar que entre el calor. Por ello habrá que tomar tejidos finos como el algodón o el lino.

Limpieza pero rápida

Las vacaciones se hicieron para descansar. Evita la esclavitud de ver una casa de verano con muebles difíciles de cuidar. Descarta los de madera, ya que si no vamos a ir cuando hace frío pueden estropearse con alguna plaga.

La mejor opción es usar mobiliario laminado de plástico. No serán tan elegantes pero tampoco se verá una casa pobre. Asimismo son fáciles de limpiar y se pueden renovar a un precio muy bajo.

Vista

Si además tienes la suerte de tener la casa en primera línea de playa, procura potenciar la terraza o la vista al mar. No hagas una casa cerrada.

Estilo Mediterráneo

La casa en la playa tiene pues un sentido estético muy diferente al de la ciudad. No olvides que estas para descansar y que las visitas también serán más relajadas por lo que no te debes preocupar tanto del mobiliario. Procura que sea coherente y busca en nuestras raíces mediterránea el estilo del descanso.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016