Excite

Calefacción casera para ahorrar en la factura de la luz

Con los constantes incrementos en el precio de la luz es necesario darle un poco al ingenio para ahorrar todo lo que se pueda. Una de las cosas que más consumen son los aparatos de calefacción, por lo que te puedes ahorrar unos euros con una calefacción casera muy fácil de hacer.

Calefacción con macetas, velas y una bandeja de metal

Calentar una habitación no es algo muy complicado si se dispone de un poco de ingenio. Se puede hacer una calefacción casera con tan sólo dos macetas de barro, siendo una mayor que la otra, una bandeja de plata alargada de unos cuarenta centímetros y cinco o seis velas pequeñas.

Lo primero que hay que hacer para tener este truco del hogar es colocar cuatro o cinco de estas velas en el centro del recipiente metálico. Estas se encienden y se coloca encima de ellas y boca abajo la pequeña de las macetas. Encima de esta, en lo que sería el culo de la maceta, dónde está el agujero para la salida del agua, se coloca una sexta vela. Justo encima se coloca ahora la otra maceta.

Un hornillo casero para más calefacción

Las velas que se encuentran en la bandeja de plata se pueden sustituir por un hornillo casero, que utiliza muy poco alcohol y puede calentar más que las propias velas.

Lo que se hace con este método es concentrar todo el calor en la maceta pequeña. El calor que tiene esta maceta pequeña se esparce ahora por el agujero de la maceta grande. El barro y la cerámica guardan muy bien el calor, por lo que no hay que tener miedo que se rompa, pero sí es conveniente comprobar la temperatura para poner o quitar más velas.

Deja una ventilación y no apoyes sobre madera

Para que la calefacción casera no te dé ningún disgusto que no esperabas, no lo dejes nunca encima de madera porque vas a dejar la marca. Así, de vez en cuando abre una ventana para que haya un poco de ventilación. La duración de las velas es de unas cuatro horas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016