Excite

Ideas de cabeceros para la cama

Antes lo teníamos mucho más claro. Comprábamos un dormitorio sin preocuparnos sobre cómo podíamos darle un cierto toque de estilo, y confiábamos en el resultado. Ahora sin embargo se imponen unos cabeceros para la cama que tienen mucho que decir en cuanto a decoración de interiores, y que pueden provenir de cualquier lugar mientras que tengan un origen incierto.

¿Se te ha ocurrido que hay muchas cosas que pueden convertirse en un cabecero para la cama? En un momento en el que la restauración de elementos antiguos está adquiriendo un valor añadido, no cabe ninguna duda de que una vieja barandilla, o incluso las rejas de una ventana pueden convertirse en un bonito cabecero después de una intensa sesión de 'chapa y pintura'. ¿Y por qué no un biombo un tanto particular?

El tapizado capitoné vuelve a estar de moda, ya que tiene la capacidad de adaptarse a cualquier estilo. No es difícil: en un ambiente más urbano, el cuero ofrece unos excelentes resultados; y para espacios más clásicos, el terciopelo es sin duda una excelente opción. Sin embargo, la novedad es que estos cabeceros se convierten en los absolutos protagonistas por sus grandes dimensiones.

Lo más importante es tener en cuenta que el cabecero es un elemento totalmente independiente, pero que al mismo tiempo debe estar en consonancia con el resto del mobiliario que hayamos elegido para el dormitorio, desde las mesillas de noche hasta la cómoda, pasando por otros muebles auxiliares: una silla, un galán de noche, etc.

Imagen: bedzine en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016