Excite

Apúntate a la moda y apuesta por un cabecero acolchado

El cabecero acolchado se ha convertido en una de las últimas tendencias en la decoración de dormitorios. Una solución práctica a la vez que elegante y que permite multitud de posibilidades a la hora de personalizar el cabecero de nuestra cama con diferentes composiciones, colores y tejidos a juego con el resto de la decoración.

Atrévete a fabricar el tuyo

Los cabeceros tapizados son una elegante opción decorativa de lo más versatil, ya que te permiten crear un cabecero personalizado y acorde a la decoración de tu habitación escogiendo la tapicería más adecuada en cada caso.

Como viene siendo tendencia en los últimos años, los cabeceros de las camas han vuelto a crecer en altura, dejándonos todo un espacio a la vista con el que jugar y desarrollar nuestra creatividad. Una de las mejores opciones para "rellenar" el espacio en un cabecero alto son los botones, que hundiéndose en el relleno de nuestro cabecero crearán formas y juegos de sombras.

De piel, de tela y con diferentes texturas, las opciones para elegir un cabecero tapizado pueden ser muchas e influir notablemente en el precio final. Una solución muy práctica y económica puede ser fabricar nuestro propio cabecero.

Para crear tu proprio cabecero acolchado necesitarás una base de madera con las medidas deseadas y un trozo de gomaespuma varios centímetros mayor que el tablero. Pega la gomaespuma a la madera con cemento de contacto y grapa los salientes por detrás del cabecero. A continuación procede a tapizar el conjunto con la ayuda de la grapadora.

Si quieres darle un toque más original puedes probar a acolchar pequeños cuadros de forma individual y atornillarlos posteriormente en el tablero base, creado tu propia composición.

Al escoger la tapicería te recomendamos elegir una tela con un alto porcentaje de tejido sintético ya que será más fácil de limpiar y tendrá menos arrugas.

No apto para alérgicos

Si te has decidido a poner un cabecero acolchado en tu cama debes saber que, a pesar de ser muy decorativo y cómodo, requiere un mantenimiento y limpieza más profundo que los cabeceros en otros materiales como la madera o el metal.

Los cabeceros tapizados están desaconsejados en las habitaciones de las personas que sufren alergia ya que los tejidos y rellenos pueden recoger más el polvo y los ácaros causantes de la alergia.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016