Excite

Poda y cuidados del bonsai ficus

El bonsai de ficus es idóneo para decorar nuestras casas ya que es un árbol de interior. Además es uno de los más utilizado para hacer bonsais ya que es muy resistente y vigoroso. Además sus hojas cambian de coloración a lo largo del año. En el mercado pueden encontrarse diferentes tipos de especies en formatos individuales o formando espectaculares bosques.

Especies, estilos y cuidados básicos del bonsai ficus

Los ficus son originarios de las zonas tropicales y subtropicales del planeta, por ello no son resistentes al frio y las heladas. Sin embargo, el ficus es una de las mejores plantas para tener dentro del hogar y que además no requiere muchos cuidados.

Especies de bonsái ficus

En el mercado se pueden encontrar diferentes tipos de especies de ficus. Los más comunes son el ficus retusa, el ficus benjamina, el ficus compacta, el ficus panda y el ficus nerifolia. Además se pueden adquirir también bonsai de ficus injertado que aprovecha las características de las hojas de una especie y las del tronco de otra.

FOTOGALERÍA: Imágenes de flores de colores para sembrar todo el año

Cuidados básicos del bonsai ficus

El ficus es un árbol muy vigoroso y resistente, y además no es muy exigente con los cuidados que necesita. Solamente hay que controlar el riego y tener cuidado con la poda. Se recomienda regar el bonsái ficus cuando la tierra esté seca. Además, debido a que son especies subtropicales les agrada la humedad en el ambiente, por eso es recomendable pulverizaciones periódicas.

Estilos de bonsái ficus

Por norma general los bonsai de ficus se encuentran en formas verticales, con la raíz expuesta ya sea sobre la tierra o sobre una piedra. Además de los bonsáis de ficus individuales, en el mercado se pueden encontrar diferentes tipos de bosques de ficus ya que son muy adecuados para este tipo de composiciones.

Alambrar, podar y trasplantar el bonsai ficus

El ficus es un árbol fuerte y resistente por lo que a la hora de tenerlo en bonsái es muy bueno para defoliar, alambrar y trasplantar sin que se resienta. Exceptuado el ficus benjamina, ya que este no es resistente a la defoliación.

El alambrado del bonsái ficus puede realizarse en cualquier época del año, sin embargo la poda del bonsai ficus debe realizarse durante la primavera, y deben podarse solamente los brotes que tengan entre cuatro y seis hojas dejando solamente dos de ellas. Sobre el trasplante es aconsejable realizarlo como mínimo cada dos años.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016