Excite

Apúntate a la moda del edredón nórdico

Ahora que ya ha empezado a hacer frío, ¿qué puede apetecer más que meterse en la cama bajo un edredón nórdico? Hace unos años éstos eran prácticamente unos desconocidos, ya que nuestras camas no conocían otra cosa durante los meses de invierno que sábanas, mantas y colchas. Las nórdicas, como también se las conoce, nos permiten dormir de una forma mucho más cómoda.

Principalmente porque son muy ligeras, lo que permite una gran libertad de movimientos. Sus ventajas no sólo se quedan aquí, ya que además han transformado la tarea de hacer la cama cada mañana en mucho más agradable y sencilla. Si tú también estás pensando en comprarte una, básicamente tendrás que aprestar atención al relleno y a si es de verano o de invierno.

Los nórdicos de mayor calidad están rellenos de plumón, un material que posee una gran capacidad térmica. Como contrapartida, los edredones de plumas no están indicados para personas alérgicas, que siempre pueden optar por rellenos de fibra o sintéticos. Estos últimos siempre han sido más económicos porque no tenían la misma calidad, pero como ventaja pueden lavarse cómodamente en la lavadora.

Los edredones de pluma resultan más complicados de limpiar, por lo que lo más recomendable es acudir a un establecimiento especializado. Por último, si te decides por un edredón de plumas fíjate en las costuras, ya que el mejor sistema es el de pequeños cuadros o 'cajas'. Asegúrate de que el exterior es 100% de algodón o de lino, los materiales más recomendables para nuestro descanso.

Imagen: urbaneapts en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016