Excite

Usa aislantes naturales en tu hogar

Los aislantes térmicos se caracterizan principalmente por su alta resistencia para proteger tu hogar de las diferentes temperaturas que se den. Es importante contar con unos de buena calidad y que estén bien colocados en las zonas claves de la casa para conseguir hacer que tu hogar sea cómodo y agradable en todo momento, independientemente de la temperatura exterior.

Una buena idea es utilizar para el aislamiento elementos naturales. Los materiales utilizados para aislar de proveniencia natural comúnmente usados son: la lana de oveja, el cáñamo, el corcho y la celusosa. Pero en la actualidad se suma a ellos el papel.

Aislar con papel es algo más complicado, se necesita una máquina especial y se hace a través de periódicos reciclados molidos a los que se les añaden sales de bórax. Este tipo de aislante funciona de manera similar a la madera y se caracteriza por su capacidad para almacenar el calor. Es muy recomendable ya que aísla tanto del frío en invierno como del calor en verano.

Las zonas en las que se aplican los aislantes naturales varían dependiendo de si se trata de una vivienda nueva o de una reforma de una casa antigua. En las nuevas construcciones se suelen usar en tabiques y forjados en húmedo, mientras que en las reformas de casas antiguas se suele colocar en falsos techos, tabiques lamidos y buhardillas.

Los aislantes térmicos naturales tienen características equilibrantes para la temperatura haciendo que en verano el calor en el interior del hogar disminuya y en invierno se mantenga, beneficiandote en un notable ahorro de energía.

Imagen: termofitex.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016