Excite

5 Trucos para tardar menos en las tareas del hogar

Entre el trabajo, la casa y los niños (quien los tenga), el tiempo de ocio es mínimo. Aunque poco se puede hacer respecto al horario de trabajo (quien lo tenga) y no es recomendable dedicar menos tiempo a los niños, al menos es posible emplear algunos trucos para minimizar el tiempo que pasamos limpiando la casa.

Centrarse en lo básico

El objetivo es tener la casa limpia y ordenada sin obsesionarse ni ocupar más tiempo del necesario. El truco básico es precisamente centrarse en las zonas más sucias de la casa, como la cocina y el baño. En la cocina, contra lo que pueda parecer, los focos de bacterias se centran en el estropajo y los trapos. El siguiente lugar más sucio es el fregadero, a causa de la humedad que favorece el desarrollo de bacterias. En el baño ocurre algo similar: hay más bacterias en las esponjas y toallas que en el inodoro. Tanto en uno como en otro caso, la ventilación es esencial, precisamente para luchar contra la humedad. Un cambio frecuente de toallas y trapos de cocina evitará la proliferación de bacterias.

En la cocina hay que prestar especial atención al fregadero y la tabla de cortar, pero un poco de lejía será suficiente para desinfectar ambos. Si no se va a poder fregar los platos de inmediato, es bueno dejarlos en remojo. Si realmente se va a tardar bastante tiempo en fregarlos, meterlos en la nevera o en el congelador evitará al menos que se pudran los restos de comida. Un truco muy sencillo en el baño para evitar suciedad es bajar la tapa del inodoro antes de tirar de la cadena. La descarga de agua produce una rociada de microgotas que se esparce por todo el baño (incluidos los cepillos de dientes) y la tapa bajada lo evita.

En el salón o los dormitorios, las alfombras son los puntos que acumulan más suciedad. Prestarles atención, pasando el aspirador al menos una vez por semana, es suficiente para tener el polvo bajo control. Por otra parte, no es necesario limpiar el polvo de las estanterías y otras superficies cada día. En una casa normal no se acumula tanto polvo como para que quede una pátina sobre los muebles, así que basta con quitar el polvo una o dos veces por semana.

FOTOS: 8 usos del papel de horno que no conocías

Pero el truco definitivo es tener un lugar para cada cosa. No hay nada peor que las cajas y bolsas amontonadas en los rincones, porque son difíciles de mover y acumulan polvo y pelusa con demasiada facilidad. En el mercado se dispone de muchas soluciones de almacenamiento para aprovechar al máximo los armarios y cajones, merece la pena echar un vistazo y descubrir las posibilidades.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017